Si es que no se puede ser bueno

abril 16, 2008

Via CurreMail

Había un hombre que trabajaba en la oficina de correos, cuyo trabajo era procesar las cartas que traían la dirección ilegible.

Un día, llegó a sus manos una carta que traía escritura temblorosa y que iba dirigida a Dios, pero no tenia dirección alguna. Como esa carta no iba a ir a ningún lado, decidió abrirla para ver de qué se trataba.

‘Querido Dios: Soy una viuda de 84 años, que vive de una pequeña pensión.

Ayer, alguien robó mi bolsa que tenía 600 euros, era lo que me quedaba de la quincena y ahora voy a tener que esperar hasta mi próximo cheque, no sé que hacer.
El próximo domingo es navidad y había invitado a dos amigas mías a cenar, pero sin dinero, no tendré qué ofrecerles, no tengo ni comida para mí, no tengo familia y eres todo lo que tengo, mi única esperanza. ¿Me podrías ayudar?
¡Por Favor! Sinceramente Maria.’

Fue tal el impacto que la carta causó al empleado postal, que este decidió mostrarla a sus compañeros de trabajo, todos quedaron sorprendidos y comenzaron a buscar en sus bolsas y carteras, al final de la tarde, habían hecho un cooperación de 520, los guardaron en un sobre y se lo mandaron a la dirección del remitente de Maria.

Esa tarde, todos los empleados que cooperaron, sintieron un rico calorcito en el ambiente y una sensación de satisfacción que tal vez no experimentaban hace mucho tiempo, al saber lo que habían hecho por Maria y sus amigas.

Llegó la navidad y se fue.
Algunos días después de la navidad, llegó a la oficina de correos otra carta de María, la reconocieron inmediatamente por la escritura y porque iba dirigida a Dios. La abrieron y todos con curiosidad leyeron lo que decía:
‘Querido Dios: Con lágrimas en mis ojos y con todo el agradecimiento de mi corazón te escribo estas líneas para decirte que hemos pasado, mis amigas y yo, una de las mejores navidades de la vida, y todo por tu maravilloso regalo, debes saber que siempre hemos sido fieles a tu mandato y hemos guardado todos tus mandamientos, tal vez esa sea la razón e tu benevolencia con nosotras, Gracias Dios!, pero por cierto, faltaban 80 euros, seguramente se los quedaron esos hijos de puta de Correos

Saludos

Anuncios

8 Responses to “Si es que no se puede ser bueno”

  1. Maui Says:

    Viejecitas malvadas…

    😀

  2. wendigo Says:

    Coñes … como tu por estos lares? 😀

    Saludos

  3. Maui Says:

    He vuelto…

    Estoy intentando desengancharme de mi workalcoholismo.

    😀

    PD: las de correos de mi barrio habrían conspirado para mandar a la viejecita al psiquiátrico.

    Son gente sin alma.

  4. Sophie Says:

    Jajaja, muy bueno, lo había leído hace tiempo pero nunca dejo de sonreír al releerlo. Ains, cuántas veces pensamos mal cuando las cosas no son lo que parecen…

  5. wendigo Says:

    Piensa mal…y acertaras…

    Saludos
    PD Lo mejor es ser un hijoputa… mira que coche tiene el hijoputa, mira el pibon que tiene el hijoputa… mira que chalet se ha compardo el hijoputa 😉

  6. nubespasajeras Says:

    Wendigo, gracias por molestarte en darme la aclaración… y siento si he sido ofensivo, aunque lo parezca no es mi intención. Es más bien una llamada de socorro.

    Pásate cuando quieras por el blog, eres bien recibido.
    Saludos.

  7. wendigo Says:

    Eh…Ah..Oh !!! Ofensivo…tu eres nuevo en esto…verdad? 😉 Eres la coca cola ligth de lo ofensivo 😀

    Saludos

  8. Abridgement Says:

    Somehow i missed the point. Probably lost in translation 🙂 Anyway … nice blog to visit.

    cheers, Abridgement.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: